La vuelta de los calcetines originales  - 19/09/2018
La vuelta de los calcetines originales

El final del Verano se acerca y los calcetines ya nos están acechando…

Agosto se nos ha ido y si bien el verano no termina hasta el día 21, ya podemos sentir cómo se difumina lentamente, cómo desaparece por el horizonte de la misma forma en que llegó hace un par de meses.

Existen distintos síntomas y todos igual de claros: cada vez nos encontramos más solos en la playa; de repente, aparecemos en la ciudad cargados de maletas; pronto nos presentamos en la oficina o en el cole todavía con restos de arena en el cogote; el sol no calienta como solía y oscurece más pronto que antes.

¿Quién no ha advertido todo eso?

Sin embargo, por muy evidente que parezca, hay algo que se nos escapa. Hay un efecto secundario –casi primario– de la entrada en septiembre que no hemos nombrado.  No es la vuelta a la ciudad, ni la vuelta al trabajo ni a las clases.

¡Es la vuelta, ni más ni menos, que al calcetín!

blog 4.jpg

¿Dónde quedan las chanclas ahora? ¿Eh? ¿Dónde? Ahora que volvemos a la ciudad, al fin dejamos de vagabundear descalzos, podemos detener la erosión y el desgaste a los que hemos sometido a nuestros pies durante todo el verano. Los pobres se han quemado por arriba y por abajo y se han rebozado de arena: hemos hecho un vuelta y vuelta con ellos.

Y eso se acabó, ahora la arena en sus relojes...

¡Septiembre significa calcetines originales!

2.jpg

Hemos vuelto a ponernos los zapatos para ir de aquí para allá, y con ellos volvemos a tener el placer de desplegar un par de calcetines originales para hombre. Volvemos a separarlos suavemente con los dedos y a ver cómo se despegan limpiamente cual cromo de su banda protectora; todos esos colores a la vista despertando en un espectáculo silencioso… Y luego, ese imperceptible sonido del tejido rozándonos la piel al acoger a nuestros pies en su interior, todo mientras los dedos entran aliviados sin dejar de respirar.

Luego los movemos haciendo la ola mexicana entre ellos y oímos cómo respiran a través del tejido transpirable.

¡Estos calcetines son un placer!

bolg 5.jpg

Qué ganas teníamos de deshacernos del plástico con el que andábamos chancleteando por ahí a todas horas, acumulando polvo en los tobillos y sufriendo los cambios de temperatura en nuestros pobres dedos.

Ya era hora de ver nuestros pies protegidos y envueltos en su nueva piel como si fuesen regalos de Navidad anticipados.

Y dándonos cuenta de todo esto, nos preguntamos… ¿Cómo es posible que todavía existan detractores de septiembre? ¿Cómo es posible que ninguno de ellos haya apreciado la parte buena de la vuelta al cole y al trabajo?

No, amigos…

Resulta que septiembre no es sinónimo de depresión post-vacacional, ni significa reencontrarse con el jefe, ni conlleva abrir los libros de texto para estudiar.

No.

Gracias a septiembre, mantenemos a nuestros pies vivitos y coleando, felices y sanos.

Gracias a septiembre, ¡vivimos la vuelta a los calcetines originales!

1.jpg



^
Besocks 
C/ Helsinki 52, 6B - Entlo. 5 Torrente Valencia 46900 
691 22 96 86 Besocks 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Puede encontrar más información en nuestra Política de cookies.